fbpx

Con la popularidad de los contenidos y el acceso más fácil que nunca a la información, las empresas buscan siempre mantener la mejor imagen corporativa posible.

Seguramente ya te has enterado de alguna empresa cuya imagen corporativa fue afectada por algún escándalo, o de una empresa cuya relación con el público se benefició y, hoy en día, tiene una buena aceptación entre las personas.

Para conocer más acerca de lo que es la imagen corporativa, lo que puede influir en ella, o incluso afectarla, y su diferencia con la identidad corporativa (con la que suele ser confundida), acompáñame durante los próximos minutos.

¿Qué es la imagen corporativa de una empresa?

La imagen corporativa es la percepción que el público tiene sobre una empresa y el impacto que esta tiene sobre la sociedad.

Para ilustrarlo mejor, piensa por un momento: ¿qué es lo primero que viene a tu mente cuando piensas en una marca de bebida, en una de electrodomésticos o en una de celulares? Pues bien, esa percepción es, en principio, el fuerte impacto que tiene el marketing de las empresas. Pero la imagen corporativa va un poco más allá.

Ahora piensa, ¿cuál es la mejor marca de bebidas, electrodomésticos y de celulares y por qué? y también, ¿cuál es la peor? Este argumento esta mucho más asociado a lo que es la imagen corporativa de esas empresas.

No se trata solo de estar en la mente de las personas, sino también de las ideas que vienen a su mente cuando piensan en tu marca.

Diferencias entre imagen corporativa e identidad corporativa

Es muy común la confusión entre los términos imagen e identidad corporativa. En esta última se incluye también la identidad visual corporativa.

Podemos decir que son un complemento, puesto que la identidad corporativa se trata de las acciones de marketing y publicidad que una marca desarrolla para trabajar, en partes, su identidad.

La identidad es como la vestimenta que has pensado en usar. ¿Es adecuada al contexto en el que estarás? ¿Usas ropas propicias para el clima? ¿Qué mensaje quieres transmitir?

Por otro lado, la imagen corporativa se define por la percepción que las personas tienen de esa identidad, recordando que hay aspectos que ayudarán a definirla, como la manera en que te diriges a las personas y tu manera de comportarte de acuerdo al contexto en el que te encuentras.

En el ámbito empresarial es muy similar. La identidad corporativa está compuesta por la misión, visión y valores organizacionales — aquello que vemos en la página “Quién somos” del sitio web.

Para complementarla, se piensa en la identidad visual que se quiere transmitir. Esto lo compone el nombre, el logotipo, el eslogan, los colores y demás aspectos visuales que la define, así como las acciones de marketing que desarrolladas para promover ese mensaje.

Y. por último, la imagen corporativa es el mensaje como un todo. Es el impacto que ha tenido todo lo que has desarrollado para que una persona defina cómo te verá con relación al producto o servicio que ofreces.

Aspectos que inciden en la imagen corporativa

Tal vez resulte difícil enumerar tantas formas tangibles o intangibles que pueden incidir en la creación de una buena o mala imagen corporativa. Sin embargo, aquí te traigo las principales preguntas que debes tener en cuenta a la hora de pensar en la imagen de tu negocio.

  • ¿El nombre que usas para tu marca es adecuado al contexto?
  • ¿El logotipo hace que tu persona se sienta identificada con él?
  • ¿El eslogan define en una frase tu imagen corporativa?
  • Sobre el sitio web, ¿está alineado con el mensaje que quieres transmitir?
  • ¿Los colores que usas van acordes con la sensación que quieres pasar?
  • Si tienes un local físico ¿cuál es la atmósfera que tiene este lugar para sus visitantes?
  • ¿Los colaboradores saben la importancia que tiene su trato hacia los clientes en la imagen corporativa?

Vale resaltar que alguien externo a la empresa es la mejor opción para darte un feedback transparente y concreto. No siempre lo que está bien a tu parecer lo va a estar para el público para el que trabajas, y la imagen corporativa se trata principalmente de esto.

La importancia de cuidar de tu imagen corporativa

No es de la noche a la mañana que se construye una imagen corporativa, sin embargo, puede suceder que se destruya en cuestión de segundos, y tal vez no para todo el público, pero para gran parte de tus clientes.

Al pensar sobre la imagen corporativa, ten siempre en mente que será más difícil compensar a la mala experiencia de un cliente que trabajar para darle la mejor posible desde el principio.

Cuando se trabaja para desarrollar la imagen corporativa, se tiene en cuenta no solo la reputación que tiene la empresa, sino también el valor agregado que tiene mantener una excelente imagen.

Basta mirar a marcas de autos lujosos o relojes caros para no ir tan lejos. Apple, con sus múltiples dispositivos, venden celulares y computadores al igual que otras marcas, pero, ¿qué les permite cobrar más y mantenerse en ese nivel? la imagen corporativa que han desarrollado detrás de sus productos.

Fuente: https://rockcontent.com/es/blog/imagen-corporativa/